viernes, 14 de junio de 2019

Jaime Carbonel Monguilán
Tres fases presupuestarias anuales (porque la vaca no da para más), paso a paso, el pueblo de Alfajarín va recuperando ese impresionante castillo andalusí que se alza sobre esos montes que parecen sacados de un pasaje bíblico y que tanto llama la atención cuando uno pasa por la AP-2, justo al pie del mismo. Es envidiable el tesón de este pueblo que, a través de sus sucesivas corporaciones municipales, con constancia, año tras año, no ceja en conseguir su objetivo de restablecer un valioso patrimonio.

(Tomado del "Face" de Inde Marisancho Menjón)



miércoles, 30 de mayo de 2018

EL VIAJE DE LA LIBÉLULA

El viaje de la libélula
Castillo de los Cornel, en Alfajarín (Zaragoza), y su interesante historia.
Alfajarín es una localidad situada en la margen izquierda del Ebro, muy cerca de Zaragoza. El municipio, de origen árabe, era uno de los puntos importantes del reino musulmán de Zaragoza. Conquistado finalmente en el año 1131.
Famosos son también los Montes Blancos, llamados así por el color que presentan debido al alto contenido en yesos.
Situado en lo alto de los Montes Blancos podemos ver el antiguo castillo de los Cornel. Alfajarín (Zaragoza), desde donde se vigilaba la ribera del Ebro y la parte oriental de Saraqusta.
El actual castillo es del siglo XIV, levantado sobre una antigua fortaleza musulmana, levantada por Ibn Alfaje de la dinastía de los Banu Hud, en el siglo XI. Según nos comentó Javier Peña Gonzalvo sigue el modelo de la arquitectura abasí, concretamente el del castillo de Uxaydir (Iraq) del año 750.
El castillo fue conquistado por Alfonso I, volviendo a pasar a manos de los almorávides, siendo tomado nuevamente por los cristianos en 1141. En 1293 fue cedido por Jaime I a Pedro Cornel, capitán general del reino. Uno de sus descendientes Luis Cornel contrajo matrimonio verbal con Brianda de Luna, a pesar de estar casada con don Lope Ximénez de Urrea. Brianda se convirtió en la amante del señor de Alfajarín y al no haber “consumado el matrimonio” con su esposo esperaba que la santa sede anulara este enlace. Brianda era hermana de María de Luna esposa del infante Martín, futuro rey aragonés, pero a pesar de ello la corona en el enfrentamiento de estas familias aragonesas, tomó partido por los Urrea. Finalmente en el año 1383 el rey Pedro IV mandó incendiar el castillo de Alfajarín, poniendo fin al culebrón.
El castillo fue pasando de unas manos a otras, finalmente a las del conde de Sástago en el siglo XV, quedando abandonado y casi en total ruina.
Os vuelvo a poner otra vista del castillo de los Cornel, en Alfajarín (Zaragoza), y su historia,.yuntamiento de la localidad. Está muy deteriorado, pero poco a poco se va consolidando, como nos comentó Javier Peña Gonzalvo (al que doy las gracias por su amabilidad): se ha restaurado el “arco ojival de ingreso, se ha consolidado y excavado arqueológicamente el lienzo a su izquierda y se ha restaurado el torreón este”.